Teatro Residencia Fuente de la Salud

Se trata de una versión de “Caperucita Roja” interpretada por residentes del Centro, dirigida a las alumnas y alumnos de la Escuela Infantil “La Paloma”

El Centro Residencial Fuente de la Salud, que Fundación Zayas gestiona en Padul, se ha convertido en un auténtico escenario teatral que ha acogido la representación de una versión libre de “Caperucita Roja”. Las personas residentes han demostrado ser grandes actores, en una versión libre del tradicional cuento infantil que han representado para un público muy especial. Los espectadores de la obra han sido los niños y niñas de la Escuela Infantil “La Paloma” de Padul, quienes han visionado atentos el vídeo de la representación que les han hecho llegar desde el Centro Residencial. Se ha tratado de una colaboración “on line” entre la Residencia y la Escuela Infantil, en un intercambio intergeneracional de actividades de ambos centros.
Tal y como explica la directora de la Residencia, María Castillo, “el teatro reporta numerosos beneficios para las personas mayores, les ayuda a aumentar de la atención y la concentración.  Además, con esta actividad, experimentan un cambio en el esquema corporal obteniendo mayor agilidad y tonicidad muscular”

Caperucita Roja. Teatro Residencia Fuente de la Salud

A lo largo de una semana, igual de ajetreada que de divertida, se ha llevado a cabo la elaboración de vestuario, el casting, el montaje de escenografía y por supuesto los ensayos. Risas y nervios se han dado la mano, pero sobre todo ha primado la ilusión y el trabajo en equipo para que la representación de la obra saliese bien y agradara a su pequeño público. El papel de caperucita lo ha representado la preciosa Leocadia, José ha encarnado al malvado lobo y la entrañable Dolores ha “bordado” a la indefensa abuelita. Un elenco de artistas que lo ha dado todo y que han disfrutado a lo grande de la experiencia.  

Vídeo Teatro «Caperucita Roja» Centro Residencial Fuente de la Salud


“Se ha tratado de una experiencia de lo más gratificante, tanto que hemos decidido continuarla y elaborar un ciclo de representaciones de cuentos infantiles, el próximo probablemente sea “Blancanieves”, asegura María Castillo.