Sala Snoezelen

El enfoque Snoezelen fomenta relaciones sociales y aporta beneficios a nivel cognitivo, sensorial, físico y emocional a través de la estimulación sensorial

Potenciar las habilidades cognitivas, sociales y físicas mediante las vías sensoriales, son algunas de las prácticas que las personas usuarias de la Fuente de la Salud, disfrutan en la Sala Snoezelen (sala multisensorial), instalada en nuestro centro residencial.

 Centro Residencial Fuente de la Salud. Sala Snoezelen

Snoezelen es un concepto importado desde Holanda basado en la estimulación sensorial. Gracias a materiales, texturas, colores, olores y sonidos se crea un ambiente que supone una verdadera invitación al viaje sensorial que traslada al paciente, ofreciéndole un espacio de libertad sin imperativo de tiempo ni de ritmo. 

A través de las actividades que se realizan en la sala se fomenta el desarrollo de las habilidades de la vista, el tacto y la audición, todo ello en un ambiente propicio que les transmite plena tranquilidad que facilita orientar su atención en la tarea encomendada.

La sala multisensorial constituye una apuesta de Fundación Zayas por terapias innovadoras y alternativas, para ofrecer a sus usuarias y usuarios cuidados y experiencias únicas que incrementen su bienestar y felicidad.

Tal y como explica la terapeuta ocupacional, Alba Romero, “el enfoque Snoezelen aporta beneficios a nivel cognitivo, sensorial, físico y emocional, así como a nivel social, gracias a la interacción y los vínculos que se crean entre terapeuta y paciente e igualmente entre las mismas personas que participan en esta experiencia.”

 “A través de los sentidos trabajamos los objetivos que queremos abordar con nuestras usuarias y usuarios, desde la psicomotricidad a patologías psicológicas, de tal modo que se puede estimular o inhibir la capacidad sensorial del paciente, tanto física como cognitiva”, asegura Alba Romero.