El mes de julio y el compañerismo

El compañerismo, junto al cariño y la generosidad mutuos, son parte de las señas de identidad del día a día en el Centro Residencial Fuente de la Salud

El diccionario define el compañerismo como una “relación amistosa, de colaboración y solidaridad entre compañeros” y esa, es justo la manera, en la que interactúan y se relacionan entre ellas las personas usuarias de nuestro centro residencial.

En el centro existe el compromiso de ayudar a los demás, la escucha, el apoyo y toda la generosidad que engloba la palabra que ilustra el mes de julio del calendario solidario que Fundación Zayas ha editado para el año 2020, con la colaboración altruista de las profesionales del estudio de fotografía MCimagen.

Pequeños detalles que denotan grandes gestos se dejan ver en las acciones que las personas residentes llevan a cabo a diario para minimizar las limitaciones sus compañeros. Se cuidan, se acompañan, se preocupan los unos por los otros. Emociona ver como se ayudan en todo lo que pueden para hacerse más fácil la vida mutuamente. Cuando ingresa un nuevo residente siempre se le acoge como a un miembro más de la familia, desde ese momento, su compañero o compañera de habitación le brinda su apoyo y amistad compartiendo vivencias y confidencias.

Calendario mes de julio. Compañerimo.

Tal y como reconocen los profesionales de Fuente de la Salud también entre ellos, se impone el compañerismo, un sentimiento que se ha acentuado en tiempos de coronavirus, cuando se han tenido que superar codo con codo en el desempeño de su trabajo con el objetivo y el sentimiento unitario de que todo iba a salir bien.

En la imagen nuestras personas usuarias participan en uno de los talleres que cada jueves solía impartir Damián Sáez voluntario en el centro residencial Fuente de la Salud. De Damián (al fondo de la foto) queremos destacar su gran compromiso con el centro y su gran corazón, que tenemos la suerte de que comparta con todos nosotros.