Desde el Centro Residencial Fuente de la Salud de Padul se reparte a diario comida para 22 personas mayores dependientes o con algún tipo de discapacidad. Un trabajador de la residencia realiza el reparto puerta a puerta cumpliendo los protocolos y extremando las medidas de seguridad con el uso de mascarillas y guantes y guardando las distancias adecuadas.

Los menús que se ofrecen están supervisados por el facultativos del Centro de Salud que atiende al centro  por lo que están personalizados para cada usuario  teniendo en cuenta cualquier patología que puedan padecer (hipertensión, colesterol, alergias, intolerancias). Además se respeta  y mantienen la cadena de frío/calor para que no pierdan propiedades durante el transporte.

El programa, que se lleva desarrollando desde 2018, nació con el objetivo de ofrecer comida equilibrada en el domicilio a personas mayores dependientes o con algún tipo de discapacidad, permitiendo así que puedan continuar en su hogar y evitando una institucionalización no deseada. Gracias a esta iniciativa se evitan accidentes domésticos a los usuarios a la vez que se ofrece un respiro para familiares y cuidadores/as.

 

Tal y como explica la presidenta de la Fundación Zayas Juana Mª Rodríguez Masa “las personas mayores nos hacen llegar a través del repartidor su agradecimiento por el servicio. Se trata de un programa al que le tenemos mucho cariño desde la Fundación y que ahora cobra aún más sentido”

 

El proyecto cofinanciado por CAJAGRANADA Fundación/BANKIA/ Diputación de Granada.

También te puede gustar