En general, los resultados sobre el apoyo social, las habilidades interpersonales y las habilidades relacionadas con la resolución de problemas se encuentran fuertemente asociadas a la salud y tienen especial relevancia para el estado físico y psíquico de las personas mayores.

Partiendo de este parámetro en la Fundación trabajamos con el colectivo de mayores a través de pautas  que mejores su interrelación e integración social aportando herramientas para incentivar sus inquietudes culturales, formativas, lúdicas y festivas y aumentar la ilusión de continuar viviendo una vida rica y vital, ayudándoles así mismo a descubrir que siguen siendo útiles para sí mismos y para la sociedad.

Para ello se desarrollan programas en los que priman el intercambio de experiencias, espacios de convivencia y realización de talleres y actividades que contribuyan a la mejora de calidad de vida y salud objetiva y subjetiva de las personas mayores y promoviendo la participación y la ocupación normalizada de su tiempo libre.

Los programas que desarrollamos para la mejora de la salud y la calidad de vida de nuestras personas mayores, entre otros, son:

  • Programas agrícolas a través de huertos
  • Programas culturales
  • Programas de envejecimiento saludable
  • Programas turísticos, de ocio y convivencia
  • Programas de mayores en red

A continuación os detallamos algunos de ellos:

Programas agrícolas: huertos en Vegas del Genil

Se trata de un proyecto conjunto entre el Ayuntamiento de Vegas del Genil y Fundación Zayas,  especialmente dirigido a los colectivos más desfavorecidos o mayores de la localidad y que se localiza en una parcela propiedad de la Fundación, con más de 3.000 m2.

Con ello se pretende la creación de huertos sociales que permitan su uso a las vecinas y vecinos de Vegas del Genil, en situación de dificultad socioeconómica. Así, mediante la explotación agraria de pequeñas parcelas individuales se facilita, tanto la práctica de actividades tradicionales – manteniendo con ello costumbres y actuaciones que forman parte de nuestro contexto cultural y ayudan a la realización de actividades físicas y de mantenimiento personal de sus beneficiarios-, como la obtención de productos agrícolas para el autoabastecimiento familiar y que posibilite o ayude a la mejora de sus condiciones de vida.

Programas culturales

Proyectar el crecimiento personal, potenciar la participación e integración en la vida social en la comunidad, fomentar las relaciones interpersonales,  prevenir el deterioro físico y cognitivo propio del envejecimiento, a través de la educación, la cultura,  y el ocio es uno de los objetivos que se quiere conseguir con este  programa.

Las actividades a llevar a cabo  se enmarcan dentro de una serie de sesiones informativas-formativas y/o talleres que constituyan un espacio abierto a la participación, aprendizaje, tolerancia y convivencia como elementos esenciales.

Este programa se ha puesto en marcha, de forma inicial, como una primera experiencia  en el Centro Residencial Fuente de la Salud, de Padul para seguir expandiéndose a otros lugares y centros de la provincia. Desde este Centro Residencial se han desarrollado varias actividades entre las que destacamos:

  • Visita guiada al Parque de las ciencias y la Fuente de la Salud de Padul.
  • Cine fórum sobre los pueblos de Andalucía, su historia y costumbres.
  • Conciertos de Corales  y rondallas.

Programas saludables: Contacto y vivencias con la naturaleza

Las personas mayores desempeñan una función esencial en sus comunidades; participan en labores voluntarias, transmiten experiencia y conocimientos y ayudan a sus familias a cuidar de los suyos. Sólo se puede contar con esas contribuciones si gozan de una buena salud y si la sociedad responde a sus necesidades.

Los entornos físicos y sociales son determinantes clave para que las personas mayores puedan mantenerse saludables, independientes y autónomas.

Esta actividad tiene como objetivo concienciar a los mayores de la importancia de hacer ejercicio, estar en contacto con la naturaleza así como de practicar hábitos de vida saludable que permitan mejorar el bienestar personal y la calidad de vida.

Para ello se seleccionan senderos adecuados y adaptados a la actividad a realizar y recorridos de parques y jardines con el fin de desarrollar jornadas de convivencia y participación.